El Chapo pudo irse por la puerta