¿El líder “zeta” también planeaba fugarse? (parte 4 y última)