“Si fueran sus hijos…”