AMLO se porta como “Niño verde”