¿Por qué se alarmó el Ejército?