Un secuestro y sus reveladoras reacciones