La secreta “Operación Bugambilia”