Una última juntos, Jorgito