Home / Blog / Colaboraciones / Brasil, un espejo

Brasil, un espejo

Por Diego Bonet G.

El 7 de junio del 2015 ganó el Gobierno de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”. Detrás de sutriunfo estuvieron los empresarios más poderosos del Estado. Días antes de las elecciones, la revista Forbes le preguntó al primer candidato independiente a la gubernatura si es que tenía el apoyo de los Garza Sada, los Zambrano, los González Moreno, los Hada González, los Garza Lagüera, los Martín Bringas y demás familias de abolengo de Monterrey. Él, respondió que . Dijo que yase había reunido en varias ocasiones con ellos y que incluso los involucraría en decisiones de su gobierno. 

“El Bronco” pidió licencia a su cargo para contender por la presidencia de la República hace unos meses. No ganó la presidencia, pero… ¿Por qué compitió? ¿Qué quería? ¿Qué intereses lo apoyaron? ¿Qué sembró? ¿Quécosechó o cosechará?

En el primer debate presidencial propuso que, de llegar a la presidencia de México, él estaría a favor de mocharmanos” a corruptos y aplicar la pena de muerte a los delincuentes. Ante la sorpresa por la propuesta, la moderadora le preguntó si literalmente optaría por cortar manos, y el respondió que sí. Para la mayoría de la población fue vista como una idea loca y sacada de la manga. Pero, lo cierto es que, el porcentaje de personas que comienzan a avalar este discurso duro y drástico e incluso a cobrar justicia por propia mano, ante el caos en materia de corrupción e inseguridad que aqueja a nuestro país, se ha ido incrementando. Además, El Bronco” ha sido autor de declaraciones tan polémicas como cuando dijo que a las “niñas gordas” nadie las quería, refiriéndose a las mujeres embarazadas, en un mitin donde recomendaba a los adolescentes no embarazarse a tan temprana edad.

Por un lado, con el apoyo de las élites empresariales que vieron con buenos ojos el liberalismo económico que les ofrecía “El Bronco” para continuar con su negocios, y por el otro lado, con su discurso duro y ultra conservador en materia de seguridad y otras cuestiones, Jaime Rodríguez Calderón, recuerda al actual candidato presidencial en Brasil, Jair Bolsonaro.

Bolsonaro, el candidato de extrema derecha lideró la primera vuelta el pasado fin de semana. En su biografía cuenta con frases y propuestas en contra de los defensores de derechos humanos, grupos indígenas, mujeres y la comunidad LGBTI. Considera que el error de la dictadura de Augusto Pinochet fue torturar y no matar a más gente. En el año 2003, dijo que María do Rosario, una diputada de izquierda que lo acusó de incentivar la violación a la mujer, no merecía ser violada porque era muy fea, muy mala. Durante 2014, habló del proceso para contratar a una mujer, especialmente si ésta estaba embarazada, y dijo que si contrataban a mujeres por que sí, tendría que contratar a negros por que sí. Defiende la pena de muerte y el control de natalidad. Y para rematar también dijo: “Tengo cinco hijos, pero la quinta vez me dio una debilidad. Fueron cuatro hombres, la quinta vez me descuidé y vino una mujer”.

Ganó prácticamente en todas las regiones de Brasil con excepción del nordeste, donde se encuentran la mayoríade sectores pobres y que reciben un programa social del PT. Bolsonaro parece estar cumpliendo con los requisitosde la política de indignación mundial. Luego de años de una izquierda (parecida a la de López Obrador) que sibien pudo atender la pobreza, no pudo contener el descontento de las élites empresariales y militares y el problema de la inseguridad. Dilma y Lula fueron sacadosdel tablero por incómodos a un sistema que, contra todo, resistió a ser cambiado.

La bomba de la seguridad en México está en manos de Andrés Manuel López Obrador, y parece que es la papa caliente que nadie quiere tener en sus manos cuandoexplote. Si Brasil ha sido ejemplo y tendencia de lo que ocurre a futuro en diferentes partes de la región, ¿podríaser la llegada de Bolsonaro y los motivos detrás de ellaalgo que pudiera pasarle a México?

Es demasiado pronto para asegurarlo, falta todo un sexenio. Sin embargo, el campo está más fértil que nunca; con una sociedad harta y con una estrategia de seguridad poco clara del nuevo gobierno. La semilla másal alcance que nunca; con personajes y discursos de ultraderecha como “El Bronco” que son apoyados por las élites enojadas. Y la tentación de sembrarla en ese campo más fuerte que nunca. Al tiempo.

Enredados. ¿Madruguete legislativo o patadas de ahogado? Senadores del PRI proponen despenalizar el cultivo de amapola luego de que el general Cienfuegos pusiera el tema sobre la mesa. Después de años de una estrategia fallida parece que los priistas no se quierenquedar fuera de la cena de “progres.

Twitter: @DiegoBonetG

 

 

 

 

Ve tambien.

Violencia en el aire

Por Alejandra Fernández Algo muy malo debe estar ocurriendo, desde el momento en el que …