Home / Blog / Coberturas / La investigación #SinAnestesia

La investigación #SinAnestesia

Por Mario Gutiérrez Vega

Escucha el reportaje completo:

http://universal881.com/podcast/ganancia-de-pescadores

El gobierno federal ha gastado en este sexenio más de 2 mil millones de pesos en latas de atún. Ha sido a través de adjudicaciones directas que benefician a un par de empresas a las que les ha triplicado las compras: Pinsa Comercial, propiedad de Eduvigildo Carranza Beltrán, y Marindustrias, dirigida por Antonio Suárez Gutiérrez.

Ambas han recibido el 70 por ciento de las adjudicaciones realizadas por Diconsa, la empresa paraestatal que depende de la Sedesol. La más favorecida es Pinsa Comercial, que entre el 1 de diciembre de 2012 y el 10 de septiembre del 2017 le vendió a Diconsa latas de atún por 795 millones de pesos a través de más de 2 mil contratos directos que no pasaron por licitaciones ni concursos públicos. A Marindustrias, Diconsa le otorgó en ese periodo de tiempo más de mil 400 contratos directos que en total rebasan los 673 millones de pesos.

A través de varias solicitudes de información realizadas por Sin Anestesia, Diconsa entregó copia de las peticiones de atún enlatado que realizó a las dos empresas desde el inicio del sexenio. A continuación cuatro ejemplos de las solicitudes de latas de atún realizadas por la paraestatal.

En febrero de 2017 el Presidente Enrique Peña Nieto les entregó personalmente el Premio Nacional Agroalimentario a los empresarios Carranza Beltrán (en la izquierda de la siguiente imagen) y a Suárez Gutiérrez (en la derecha de la imagen).

Fotografía: Presidencia de la República

La cercanía de Peña Nieto con los empresarios Carranza Beltrán y Suárez Gutiérrez es pública. En 2016 el presidente Enrique Peña Nieto visitó tres veces el hotel Estrella del Mar Golf and Beach Resort, un complejo turístico propiedad del dueño de Pinsa Comercial, que cuenta con spa, campo de golf de 18 hoyos y más de 5 kilómetros de playa en la costa de Sinaloa.

Peña Nieto fue por primera vez en enero de 2016. De acuerdo con medios de comunicación de Mazatlán, el Presidente jugó golf y convivió con Carranza Beltrán. La segunda visita fue en los primeros días de agosto y la tercera en diciembre, en la víspera de Año Nuevo, cuando Peña Nieto jugó golf con Quirino Ordaz Coppel, entonces gobernador electo de Sinaloa.

En diciembre de 2017, medios de comunicación de Mazatlán documentaron que el Presidente regresó a Estrella del Mar.

Fotografías: periódico El debate

Sobre el viaje de diciembre de 2016 la Presidencia de la República respondió a Sin Anestesia, vía solicitud de Transparencia, que no tiene registros sobre el uso de recursos públicos por parte de Peña Nieto y de su familia en Estrella del Mar. Tampoco hay evidencia documental de que el Presidente se haya quedado a dormir ahí.

Pero el equipo de seguridad que lo acompaña sí se hospedó en Estrella del Mar en ese viaje. La Presidencia de la República pagó habitaciones y consumos del Estado Mayor durante el 28 y 29 de diciembre de 2016. Cinco facturas detallan que la comitiva de seguridad del Presidente gastó 81 mil pesos en alimentos y bebidas, así como 10 mil pesos en hospedaje.

Diconsa no sólo divide las compras en cientos de peticiones y evita el concurso de varias empresas o proveedores, lo que contraviene la Ley de Adquisiciones del Sector Público, también oculta el número de latas de atún y su precio en cada solicitud, argumentando que los proveedores podrían obtener ventajas. Las buenas prácticas recomendadas por organismos internacionales indican que es mejor comprar grandes volúmenes para reducir costos y mejorar la distribución de las mercancías adquiridas por los gobiernos.

Ve tambien.

Quieren anunciar hoy el TLC 2.0

Por Carlos Loret de Mola A. Washington, D.C.- Casi todo está listo para hacer el …