Home / Blog / Columnas / Los “negativos” de AMLO… que no lo son

Los “negativos” de AMLO… que no lo son

Por Carlos Loret de Mola A.

Foto: @lopezobrador_

Ahora sí va a caer López Obrador porque se alió con El Napito y Elba Esther Gordillo. Pero no cayó en las encuestas, y de hecho siguió subiendo, porque quizá para un sector de la población son dos personajes impresentables, de trayectorias corruptas, pero para el grueso de la gente a lo mejor no representan nada, no les dicen nada, o por el contrario muestran a un Andrés Manuel que está dispuesto a negociar, o porque, como él lo dijo en Tercer Grado, ya siente que la famosa “mafia del poder” se “ensañó” con La Maestra.

Ahora sí va a caer López Obrador porque se opuso al aeropuerto y eso genera miedo y turbulencia en los mercados. Pero no cayó, y de hecho siguió subiendo, porque a lo mejor para el grueso del electorado el aeropuerto no es un asunto que les importe, porque la inmensa mayoría de los mexicanos no se ha subido a un avión en su vida y no quiere que se destinen miles de millones de pesos a algo que no le sirve, y encima de todo, con el tufo de corrupción que emana de cuanta obra pública se ha hecho en este sexenio.

Ahora sí va a caer López Obrador porque propuso la insensatez esa de la amnistía a los criminales. Pero no cayó, y de hecho siguió subiendo, porque en muchas partes del país se han cansado de las balas y los muertos y los desaparecidos, se han cansado de tener miedo mientras escuchan por años la perorata esa del reforzamiento de las fuerzas federales, de la profesionalización de las policías, de la fortaleza de las instituciones de procuración de justicia, y de todo ese racimo de términos.

Ahora sí va a caer López Obrador porque se peleó con Slim. Pero no cayó en las encuestas, y de hecho siguió subiendo, quizá porque el grueso de los mexicanos no siente identificación con el hombre más rico de México tanto como con alguien que lleva años haciendo campaña sobre la premisa de que él no es rico, que vive austeramente. Y al final el tabasqueño ofreció concesionar la terminal… que era lo que quería el ingeniero.

Ahora sí va a caer López Obrador porque se alió con la CNTE y le dio la espalda a la reforma educativa, que tanto beneficia a los niños. Pero no cayó, y de hecho siguió subiendo, porque quizá la mayoría de los maestros están incómodos con una nueva realidad que les exige más de lo que estaban acostumbrados; y el grueso de los papás sigue sin ver las ventajas: las escuelas están igual de amoladas, sus hijos aprenden lo mismo…

Ahora sí va a caer López Obrador porque se peleó con los empresarios. Pero no cayó, y de hecho siguió subiendo, porque a lo mejor los representantes de los empresarios, los presidentes de las cámaras y organismos cúpula, los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios que son las personas más acaudaladas del país, no son tan populares como piensan.

Ahora sí va a caer López Obrador porque ya se empezó a enojar con los periodistas. Ahora sí va a caer López Obrador porque ya descalificó a la sociedad civil. Y así, muchos “ahora sí” que se acumulan por semanas… y lo que dicen las encuestas es que esas supuestas acciones que deberían estarle generando “negativos” al candidato de Morena,  se le resbalan: le terminan sumando.

Alguien está haciendo mal las matemáticas. Y la estrategia.

Ve tambien.

El otro favor que le pide AMLO a Peña Nieto

Por Carlos Loret de Mola A. Todas las señales que ha enviado Andrés Manuel López …