Home / Blog / Columnas / El tsunami, AMLO y los buzos

El tsunami, AMLO y los buzos

Por Carlos Loret de Mola

Foto: @claudiashein

Con el 1 de julio a la vista, gobernadores del PRI y el PAN considerados electoralmente relevantes por su capacidad de operación y su nutrido padrón estatal de votantes están observando que viene un tsunami llamado AMLO. Y ya toman sus precacuciones.

Cuando el paso de un tsunami te toma en el mar hay buenas posibilidades de sobrevivir. Si te toma en tierra costera, no queda nada que hacer.

Existe un caso de un hombre que buceaba en 2004 en aguas frente a Phucket, Tailandia, cuando el tsunami que terminó matando a más de 200 mil personas en Indonesia le pasó por encima. Sintió un movimiento fuerte bajo el mar pero nada más. Salió ileso.

Algo parecido intentan hacer algunos mandatarios estatales en esta temporada electoral.

Fuentes cercanas a algunos gobernadores del PRI y el PAN señalan que no están creyendo en las esperanzas de los candidatos Meade y Anaya, y sus respectivos equipos, de que pueden remontar y ganar la elección presidencial.

Algunos mandatarios priistas de plano ya ven el tsunami imparable y han comenzado a hacer contactos con Morena para ofrecerles no operar a favor de Meade en la presidencial, e incluso hacerlo por López Obrador. Se habla de hasta siete mandatarios estatales.

Los panistas no se sabe que hallan buscado contacto con el equipo lopezobradorista pero sí están trabajando para su elección local en una estrategia de operación diferenciada. No meterse a tratar de impedir el triunfo de AMLO en la presidencial y de plano operar el voto diferenciado para rescatar sus sucesiones: vota por quien quieras en la grande, pero por mi delfín en la gubernatura.

En los equipos de Anaya y Meade les insisten en que es posible ganarle al tabasqueño y tienen la esperanza de llegar a acuerdos con los mandatarios estatales tricolores y blanquiazules para una operación conjunta el día de la votación.

La idea es repetir lo ocurrido en 2006, cuando gobernadores de ambos partidos operaron a favor de Felipe Calderón y lograron evitar que López Obrador llegara a la presidencia.

Pero las circunstancias son distintas hoy. Y el ya casi eterno pleito por el segundo lugar entre Anaya y Meade, hasta este momento, impide un acuerdo de esa naturaleza.

Por eso los gobernadores se aprestan a bucear y buscan tener su salvavidas a la manos. Veremos si la libran. El tsunami amenaza.

Ve tambien.

El Presidente se mete a la contienda… por el segundo lugar.

Por Carlos Loret de Mola A. ¿Cómo era el ambiente electoral un mes antes de …