Home / Blog / Colaboraciones / Duelo y depresión

Duelo y depresión

La colaboración de Alejandra Fernández

Es como un sube y baja. Vivirlo, es igual que montarse en un autobús de esos guajoloteros que te llevan a lo largo y ancho de las carreteras libres, llenas de baches, deleitándote con paisajes de un verde salvaje que espontáneamente te desconectan de la realidad inmediata y vendedores que te ofrecen nieve aun cuando sea de noche. Imposible no encontrarte con todo tipo de personas y escuchar historias que inevitablemente te hacen recordar las tuyas, lo único es que esta vez no está esa persona a quien se lo dirías.

En nuestro país al menos 34.5 millones de personas se han sentido deprimidas, esto de acuerdo a estadísticas del INEGI.

La depresión es definida por el Diccionario de la Real Academia Española como: un síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos.

No en vano, en el 2017 durante la celebración del día internacional de la salud el tema estuvo centrado en la depresión como un problema de salud pública de alcance mundial.

El duelo y la depresión te llevan por caminos muy similares y en ocasiones de la mano. Vas  dejando de hacer cosas que habitualmente te hacían feliz, postergas detalles o decisiones bajo cualquier pretexto, tus hábitos de sueño se ven afectados, de igual forma que el apetito.

Según la psiquiatra y escritora suiza-estadounidense, Elisabeth Kübler Ross, experta mundial en la muerte, personas moribundas y cuidados paliativos, define el duelo como una pérdida.

Asegura que en cada caso se vive de manera diferente pero que dicho estado se recicla; es decir puedes volver a la primera fase que es la negación o a cualquier otra como la ira, negociación, depresión y aceptación sin previo aviso y sin ton ni son.

Lamentablemente con el ir y venir al ritmo de nuestros días es más común toparte con personas que potencializan tu depresión con comentarios absurdos e indiferencia.

Es duro pero real, darte cuenta de que para muchas personas sino estás de fiesta o tienes palabras de aliento para sus propios problemas no eres una buena compañía. Recuerda que si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada. Vivir en depresión, ir y venir por las fases de duelo no es un placer y menos una elección.

Ve tambien.

¿Regreso a clases ?

Colaboración de Alejandra Fernández Esta semana, regresaron a clases en la Universidad Nacional Autónoma de …