Home / Blog / Columnas / Un nuevo TLC ¿Antes de las elecciones mexicanas?

Un nuevo TLC ¿Antes de las elecciones mexicanas?

Por Carlos Loret de Mola A.

Los negociadores mexicanos del TLC regresaron anoche al país con un gran sabor de boca. Primero, Estados Unidos agarró un nuevo “puerquito”: Canadá. La conferencia de prensa entre los tres jefes de la negociación derivó en un pleito público entre el estadounidense Robert Lighthizer y la canciller canadiense Chrystia Freeland.

Estados Unidos no se mueve de sus posiciones extremistas e intransigentes, y Canadá no quiere negociar así. Estados Unidos quiere meterle velocidad, entonces Canadá arrastra los pies. Los canadienses coquetean con China y traen tremenda disputa con los americanos en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Con esos dos países en esquinas contrarias, al secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, le toca ahora hacerla de mediador y de réferi para que la negociación del TLC no se atrase ni descomponga.

Estados Unidos ya elogia a México y considera a Canadá un obstáculo. Ya empezaron a hablar de los temas espinosos: hace tres rondas que no abordaban el tema automotriz, y ya iniciaron las pláticas aunque aún no hay una propuesta formal. El sector privado mexicano festejó a lo grande que ya quedó amarrado el capítulo sobre corrupción, con metas más ambiciosas incluso que las pactadas en el TPP y alineadas al Sistema Nacional Anticorrupción de nuestro país, que ha sido impulsado por la sociedad civil.

La ronda en Montreal iba a ser un pulso de qué tan interesado está el gobierno de Trump en romper o llegar a un acuerdo. Lo puse en estas Historias de Reportero hace unos días. Los negociadores mexicanos con los que he hablado -con enorme influencia en el equipo- se quedaron con la impresión de que será lo segundo.

De entrada, se platicó de dos rondas más: a finales de febrero en la Ciudad de México y tres semanas después en la capital estadounidense. No ven señales de lo que publicó el Washington Post, de que en marzo suspenderían las pláticas hasta el 2019 para brincar las elecciones de México y Estados Unidos.

Antes de la séptima ronda habrá negociaciones intermedias. En la Ciudad de México podrían cerrar entre seis y diez capítulos, que significarían avanzar más o menos en un 40 por ciento la negociación. Y si sale bien, esperan los mexicanos, podrían anunciar el nuevo TLC antes de julio.

Esto tendría, sin duda, un impacto en la elección presidencial mexicana.

SACIAMORBOS

Ayer en estas Historias de Reportero enlisté las pifias recientes de la PGR: la liberación de Padrés, la de su hijo, la del 85, la de Sunshine Rodríguez, la del socio de Duarte… y me faltó -¡cómo pude omitirla!- la prisión domiciliaria a Elba Esther Gordillo. La PGR se desistió de una apelación que había interpuesto contra un tribunal federal y con eso bastó para mandarla a la comodidad de su hogar. La PGR nunca explicó si fue un error, un cambio de estrategia legal o qué. Con tantos casos enlistados, debí haberle puesto comillas a eso de las pifias. “Pifias” de la PGR, porque son tantas que se antoja más que sean fruto de negociaciones inconfesables…

Ve tambien.

El otro favor que le pide AMLO a Peña Nieto

Por Carlos Loret de Mola A. Todas las señales que ha enviado Andrés Manuel López …