Home / Blog / A tono personal / Fotos inéditas de Borge: Su reloj de 5 millones y su celda actual.

Fotos inéditas de Borge: Su reloj de 5 millones y su celda actual.

Por Carlos Loret de Mola A.

Son dos Borges. El de Miami y el de Cuautla.

El que no se escondía y el que está recluido. El que ostentaba los lujos que le regaló su sexenio de poder absoluto y el que tiene que enfrentar el destino de las acusaciones de multimillonaria corrupción en su contra.

El que cargaba a sus tarjetas de crédito los mejores restaurantes y antros de Miami, y el que tiene que adecuarse a vivir en una celda.

Hoy en estas Historias de Reportero presento dos fotografías de un mismo personaje. Son imágenes inéditas.

En la primera, Roberto Borge aparece luciendo un reloj de máximo lujo. Un Richard Mille de carbón y oro rosado, edición especial Lotus. En internet lo cotizan en 250 mil dólares. Casi 5 millones de pesos en la muñeca. Borge está en Miami. Acaba de dejar la gubernatura. Perdió la elección frente a la alianza PAN-PRD que llevó al ex priista Carlos Joaquín González. Quizá está arrepentido de no haberlo hecho su candidato y haberse empecinado en Mauricio Góngora. Lo persiguen las denuncias de corrupción. En México se sabe de sus lujos, de sus viajes, de las invasiones de terrenos y propiedades para quedarse con ellas, de su aerolínea, de su naviera… pero él está tan campante. Y despacha sin pudor en Florida, hasta donde lo siguieron autoridades mexicanas en coordinación con el gobierno de Estados Unidos, y le tomaron estas fotografías. Lo traían vigilado, sin que se diera cuenta, en espera de armarle el expediente y poder procesarlo. Se sabe que Borge dejó Miami y se refugió en Panamá, donde se daba también una vida de grandes lujos en la Torre Trump. Y ahí fue detenido.

La segunda imagen retrata una realidad muy distante. Es la primera fotografía que se revela de Borge tras las rejas en México, después de un largo proceso de extradición que demoró más de medio año y que concluyó finalmente la semana pasada. La fotografía muestra al ex mandatario priista dentro de la celda en la que duerme desde el viernes, en el penal Centro Federal de Readaptación Psicosocial (Ceferepsi) en Cuautla, Morelos, que es a donde suelen mandar a los políticos en desgracia. El catre está desordenado, él lleva una playera azul, se le ve flaco y demacrado tras los barrotes. Algunos enseres de aseo personal se alcanzan a apreciar en el fondo. Desde esta atmósfera enfrenta las acusaciones de lavado de dinero a nivel federal, y de peculado, aprovechamiento ilícito del poder y desempeño irregular de la función pública a nivel estatal.

Ve tambien.

Empresarios y AMLO : Llegó la primera prueba política.

Por Carlos Loret de Mola A. Un grupo de los más poderosos empresarios de México …