Home / Blog / Columnas / “Operación Barcina”. El ataque. Al corazón del cártel de los Beltrán Leyva. 

“Operación Barcina”. El ataque. Al corazón del cártel de los Beltrán Leyva. 

Por Carlos Loret de Mola A.

Son las 8 de la noche del jueves 9 de febrero de 2017. El comando élite de la Marina Armada de México al que se encomendó dos veces capturar a “El Chapo” Guzmán recibe la confirmación: Juan Francisco Patrón Sánchez alias “El H2”, líder del cártel de los Beltrán Leyva, está resguardado en una casa de seguridad en la colonia Linda Vista, en Tepic, Nayarit. 

Una hora y media más tarde, a las 9:30 pm, entran por él. Desde el techo de la vivienda que servía como búnker, sus sicarios reciben con disparos a los elementos de las fuerzas especiales que llegaron por tierra. Los oficiales piden refuerzos. Vuela hasta el lugar un helicóptero M1 con capacidad de disparar 500 balas por minuto. Despeja el área en una escena de guerra mucho más parecida a Libia y Siria que a la capital nayarita.

Sin enemigos en el techo, los elementos élite de la Marina Armada de México ingresan a la propiedad y en la refriega contra los narcopistoleros, abaten a ocho presuntos delincuentes, entre ellos “El H2”.

En los reportes de inteligencia del gabinete de seguridad federal, a los que tuve acceso, así se describe la “Operación Barcina” que tuvo lugar hace unos días en Nayarit (según la Real Academia Española, barcina o barcino es un animal o planta que tiene rayas o manchas). El objetivo, dar con el hombre encargado de la reciente ola de violencia en Mazatlán, Sinaloa, uno de los 50 municipios más violentos del país. 

Según la acusación, Patrón Sánchez fue el responsable de al menos 150 muertes en los últimos meses. Pero lo que lo convirtió en “objetivo prioritario” del gobierno federal fue que a él lo responsabilizaron de ser el autor intelectual de la emboscada al convoy del Ejército en septiembre de 2016 que dejó cinco soldados muertos y más de ocho lesionados en Culiacán, Sinaloa.

Según los análisis de inteligencia oficiales, el ingreso de “El H2” a Sinaloa fue parte del plan de conquista del territorio que trazó el cártel Beltrán Leyva encabezado por él y por Fausto Isidro Meza, alias “El Chapo Isidro”. En octubre de 2014, ambos quedaron al frente de esta organización criminal, tras la aprehensión de Héctor alias “El H”, el único de los hermanos que sobrevivía en el negocio y que cayó mientras comía mariscos en San Miguel de Allende, Guanajuato. 

Con las dos capturas de “El Chapo” Guzmán, parecía que tenían un panorama de ventaja, pero el líder del cártel de Sinaloa seguía controlando el negocio. Empezó una batalla brutal Chapos vs. Beltranes que repercutió en los niveles de violencia en Sinaloa y Nayarit.
SACIAMORBOS

El 15 de agosto de 2016 los hijos del líder del Cártel de Sinaloa fueron secuestrados mientras cenaban en el restaurante “La Leche”, en Puerto Vallarta, Jalisco. Inteligencia federal atribuyó el hecho a Alfredo Beltrán Salazar “El Mochomito” y la posterior liberación, a la intervención de Ismael “El Mayo” Zambada. ¿Cuál fue el precio del rescate? Según las autoridades, que los hijos de Guzmán Loera le cedieran la plaza de Mazatlán. Así que la pelea quedó solamente entre dos facciones: los Beltrán y Dámaso López “El Licenciado”, compadre de “El Chapo” y quien rompió con los hijos del capo extraditado a Nueva York. 

Ve tambien.

El negociazo de la vaquita marina

Por Carlos Loret de Mola A. En China, la totoaba se considera afrodisiaca. Se cotiza …