Home / Blog / Columnas / Manuel Velasco: todas las cochinadas

Manuel Velasco: todas las cochinadas

VerdeLo que usted leerá a continuación no cita una crónica electoral del siglo pasado, no corresponde a una vieja nota de los tiempos del monopolio priista ni es el extracto de alguna denuncia postelectoral de los fraudes en las votaciones de hace décadas.

Lo que sucedió en las elecciones en Chiapas, particularmente en la lucha por la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez, la capital, tiene años de no verse con tal grado de nítida desfachatez. El principal responsable es el actual gobernador: Manuel Velasco, el joven estrella del impresentable Partido Verde. Con muchos cómplices en el PRI, que le ayudaron o lo dejaron hacer.

De qué tamaño serán las irregularidades que hoy están unidos el PAN, el PRD ¡y hasta Morena!, a quienes se suma el empresario más rico de Chiapas, para denunciar el “robo del siglo”:

Un “INE local” amaestrado, golpeadores, dobles actas, boletas impresas por los dos lados, folios de boletas encontradas en casillas que no les correspondían, se cayó el sistema y el PREP no funcionó, la persona que registró el dominio del sitio web del candidato del PRI-Verde es ¡el de Sistemas del INE local!, un derroche en gastos de campaña apenas comparable con el derroche desde el gobierno del estado (que hasta pintaditas de verde tiene todas las escuelas, como si no hiciera falta ponerles baño primero), urnas robadas, pase de lista de votantes, transporte público exclusivo para el acarreo el día de la elección, propaganda política disfrazada de “informes legislativos”, casas de seguridad donde daban dinero a quienes llegaban con una foto en su celular con la boleta marcada a favor del candidato oficial…

De 140 mil sufragios emitidos, la diferencia decretada oficialmente fue de cosa de 700 votos a favor de Fernando Castellanos Cal y Mayor, postulado por una coalición del PRI, Partido Verde, Nueva Alianza y el partido local Chiapas Unido.

Fernando Castellanos, hechura casi en serie con el molde del gobernador Velasco, recibió de su líder lo que se interpreta como un premio por buena conducta: cuando detuvieron en el aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez al dirigente verde Arturo Escobar con más de un millón de pesos en efectivo, el hoy presidente municipal electo dijo que el dinero era suyo.

Las denuncias me las han confirmado no sólo los opositores a Castellanos –eso sería obvio– sino algunos de sus colaboradores, quienes justifican los atropellos con dos argumentos: todo mundo hace cochinadas en las elecciones y el beneficiado será un buen gobernante, así que el fin les justifica sus medios.

El gobernador Velasco y el candidato Castellanos rechazan estas acusaciones y conminan a sus rivales a que presenten pruebas ante las instancias del Poder Judicial que resuelven asuntos electorales. Seguramente ahí seguirá el pleito. Valdrá la pena analizar el fallo.

SACIAMORBOS

Sergio Alcocer deja la subsecretaría de América del Norte. Buscará ser rector de la UNAM. Su principal rival es Rosaura Ruiz, cercana a Morena. Se define antes del 17 de noviembre. Votan 15 académicos de primera fila.

Ve tambien.

Cómo cayó Duarte

Por Carlos Loret de Mola A. Javier Duarte se asomó a través de la persiana …